LA CARTA ORGÁNICA EXIGE RESPONSABILIDAD Y MADUREZ, NO ESPECULACIÓN Y OPORTUNISMO

0
72

El intendente Martín Piaggio ha convocado a los efectos de abordar la creación de la Carta Orgánica de la ciudad, que “debe surgir del debate plural, transparente, con participación de todos los sectores políticos y sociales”, según sus propias palabras.

En verdad, lejos de perseguir esos propósitos, esta convocatoria resulta extemporánea, especulativa, oportunista, improcedente y contraria al espíritu de la Constitución entrerriana. Por todo ello, desde nuestro espacio adelantamos que rechazamos este llamado, al cual fuimos convocados un día antes y  a través de un mensaje vía whatsapp, en otra muestra más de ninguneo político y desprecio institucional.

No obstante, cuando aseguramos que no acudiremos a la convocatoria lo sostenemos con fundamentos claros y firmes:

* El artículo 237 de nuestra Constitución Provincial dispone que los municipios podrán dictar su carta orgánica por medio de una Convención en fecha que no podrá coincidir con otros actos eleccionarios. Le recordamos al intendente que de acuerdo al calendario provincial y nacional, en abril, junio, agosto y octubre de 2019 tendremos elecciones. De esta manera no queda resquicio alguno si tomamos en cuenta los períodos de campaña electoral entre esas fechas. En ese contexto, resulta un despropósito pensar que en medio de esos procesos eleccionarios (al menos cuatro en el año) los gualeguaychuenses nos aboquemos a discutir la normativa más importante de nuestra historia. La importancia y trascendencia de nuestra Constitución exige otros niveles de responsabilidad.

* Hemos solicitado en reiteradas oportunidades –a través de concejales y autoridades partidarias- que se realizara el llamado para dicha Carta Orgánica y nunca fuimos escuchados; con el agravante de que el intendente anunció en el comienzo de su gestión dicha convocatoria y luego por razones que sólo el conoce, la cajoneó y nunca dio los motivos de dicho retroceso.

* El llamado termina siendo una burla y un manoseo sin sentido. Una maniobra de distracción y de falsa apertura, cuando justamente este gobierno municipal se ha caracterizado por la ausencia de diálogos y consensos.

* En el debate de la Convención Constituyente de 2008 se buscó jerarquizar el dictado de la Carta Orgánica de una ciudad, poniéndolo a salvo de un contexto electoral distinto que finalmente lo diluya. Piaggio está haciendo todo lo contrario, desdibujando y forzando el espíritu de aquella sabia interpretación, ya que plantearlo para un año donde se eligen autoridades municipales, provinciales y nacionales, empaña la pureza de la elección y la tiñe de oportunismo electoralista.

En definitiva, creemos necesario el dictado de una Carta Orgánica para la ciudad como le hemos sostenido en innumerable ocasiones, pero ésta deba estar alejada completamente de especulaciones y oportunismos políticos. Hoy es tarde y poco serio. En consecuencia, planteamos que esta discusión, con su consecuente llamado, debe debatirse a partir del primer día de gobierno de la futura gestión municipal. Estamos hablando de un marco normativo importante que nos regirá por décadas y ello no puede surgir de un accionar espasmódico que parta del humor y los caprichos del gobernante de turno. Es mucho más serio que eso, aunque el Ejecutivo Municipal actual no lo dimensione.

CAMBIEMOS GUALEGUAYCHÚ

Dejar respuesta